Testigos




10 P. JORGE DINTILHAC SS.CC. 1872 - 1947

Entre los hombres ilustres que han vivido en nuestro Perú tenemos que nombrar, con mucho agrado, al padre Jorge Dintilhac. Hombre de gran audacia y de una gran capacidad de respuesta frente a los retos que el mundo de su época le iba planteando a la sociedad de comienzos del siglo XX, tuvo el mérito de ser el primer rector de la Universidad Católica del Perú.

El padre Jorge Dintilhac ss.cc. nació en Provins, cerca de París, el 13 de noviembre de 1872, dentro de una familia tradicional francesa. Fueron sus padres Juan Luis Dintilhac, modesto empleado de correos y de doña María Moliére, ambos provenientes de la Rouerge, al sur de Francia.

Sus primeros estudios los realizó en el Colegio SS.CC. de Graves. Concluidos estos, en octubre de 1895 ingresó al noviciado de la Congregación que por ese entonces estaba en Biere, Navarra. Dos años más tarde hizo sus primeros votos religiosos en la casa de Miranda de Ebros de donde salió semanas más tarde hacia Valparaíso, Chile. Ya en América continuó sus estudios hasta principios de 1902 en que fue destinado a la casa de Lima. El joven estudiante concluye sus estudios de teología en la Universidad Mayor de San Marcos y luego recibe la ordenación sacerdotal de manos de monseñor Manuel Tovar, Arzobispo de Lima.

En ese entonces, la Congregación estaba empeñada en una obra que recién estaba empezando en nuestro país: el colegio SS.CC. Recoleta. La búsqueda fundamental era lograr una educación acorde con el pensamiento de la iglesia, para que desde este centro educativo salieran cristianos que quieran trabajar por un país haciendo todo lo que estuviera a su alcance por una patria digna para todos. Sus años de profesor en la Recoleta fueron muy importantes para la cantidad de jóvenes que recibieron de su maestro ese cariño inmenso por su país y las ganas de hacer que se borrara la imagen pesimista que traía el recuerdo de el recuerdo de la Guerra del Pacífico.

En los tiempos de profesor de colegio, surgió la primera revista escolar que se llamó: “Boletín Escolar Recoletano”, en la que los alumnos tenían la posibilidad de expresarse libremente y comunicar a sus compañeros y a sus padres, sus puntos de vista sobre el acontecer escolar y nacional. Formó también centros deportivos, patronatos de devoción, centros de Acción Católica Juvenil, academias literarias, escuelas nocturnas para obreros, cooperativas de consumo y los famosos catecismos dominicales para niños y ancianos.

En su comunidad religiosa de la que formaban parte los padres Florentino Prat ss.cc. y Plácido Ayala ss.cc., encuentra no sólo el apoyo sino también la misma inquietud por dar respuesta precisa a los diferentes problemas de la educación del momento formando una universidad católica Este sacerdote francés, amante de la cultura española y gran admirador de los valores peruanos formó así lo que fue y es un centro de cultura importante en nuestro país y del que no se aparataría hasta su muerte.

El 18 de marzo de 1917 la Universidad Católica es una realidad, y el padre Jorge Dintilhac, su rector lleno de entusiasmo y de fuerza, va buscando la forma de llegar a las personas que pudieran unirse a esta obra tan clave en una sociedad que quisiera sostener una fe cristiana desde lo más serio del pensamiento contemporáneo.

Permaneció en la Universidad hasta su muerte que ocurrió el 13 de abril de 1947 en que el Señor lo llamó para darle el premio de la vida que no termina. La figura del padre Jorge sigue viva en la Universidad Católica, pues su legado de inquietud y servicio siguen siendo características de los que trabajan en esa casa de estudios.

La historia de ese centro universitario, escrita por él, es el mejor testimonio de la sencilla serenidad de su alma.